martes, 4 de agosto de 2009

Vinko el Rey del Café Concert



Video de una presentación de Vinko imitando a Libertad Lamarque en el programa de Jaime Bayly (Jorge Benavides).

Vinko Barich (La Plata 1945), hijo de inmigrantes yugoslavos, alternó sus estudios de Arquitectura con el canto y la música. En 1973 llegó al Perú conformando un coro de artistas aficionados argentinos y trabajó en la puesta en escena de "El violinista en el tejado" del Grupo Hebraica. Desde un principio se enamoró de Lima e hizo grandes migas con un grupo de criollos de alta estirpe entre los que se encontraba la mismísima Chabuca Granda.

Su excelente voz fue extendiendo su permanencia en Lima hasta que un día en una guitarreada de las muchas que asistía, interpretó varios temas de Serrat y soltó un monólogo de humor que sorprendió a los presentes. Rosa y Jorge Wunder, dueños de "Las Máscaras", un Café Concert ubicado en el Pasaje Los Pinos en Miraflores, le dieron la oportunidad de estrenar un show que se llamó "Que sepa abrir la puerta". El espectáculo barrió récords de asistencia llegando a las 200 funciones continuas, algo inédito en el incipiente café teatro limeño. De esa manera Vinko fue bautizado como el Rey del Café Concert y su humor fino, elegante, inteligente y culto cautivó a un público poco acostumbrado a este tipo de propuesta. Alternaba las canciones de protesta de Serrat y Nacha Guevara con algunos temas de doble sentido ("La tía Enriqueta", "El culo me pesa") y la interpretación de un personaje que él mismo creó que se llamaba "Mechita Max Onix de los Restos de la Roca y Piedraza", que no era más que una huachafa con dinero y entrada en años que viajaba por el mundo sin entender nada y confundiéndolo todo. En tiempos de toque de queda decretado en los estertores del gobierno de Velasco, Vinko le decía a los asistentes a su show que miraban preocupados su reloj que en vez de toque de queda debería haber "toque de culo" para que todos se queden sentados. Su imitación de Chabuca Granda era celebrada y corregida por ella misma.

Después de Las Máscaras llevó su espectáculo a La Gata Caliente, Polichinela, Satchmo y muchos otros locales en Miraflores, así como en La Gran Revista que se presentaba en el Teatro Arequipa que regentaba Pepe Vilar. Trabajó en televisión con Tulio Loza y animó un programa de concursos en un magazin matinal de Canal 4. La proliferación de espectáculos de muy baja calidad en los muchos locales de Café Teatro que se fueron abriendo en la ciudad le quitaron espacio y ganas. No se hallaba entre la mediocridad, la vulgaridad y el humor barato. Poco a poco el teatro y la televisión lo fueron perdiendo.

El 13 de enero de 1996, estando en Suiza donde se encontraba recuperándose de una operación en la cadera, un terrible cáncer a los huesos terminó con su vida a sus tempranos 51 años.

2 comentarios:

CLAUDIA dijo...

VINKO QUERIDO!!!!!!!!!!!!!!!!

CLAUDIA dijo...

Ya comenté, de eso se trataba
Vicente, Vinko................
si es tan complicado me ahorro el comentario, ok?