martes, 29 de septiembre de 2009

Una cuestión de 20 lucas



El fin de semana pasado se llevó a cabo con marcado suceso la Feria Gastronómica Mistura 2009 en el Parque de la Exposición de Lima. Un nuevo éxito de los organizadores que batieron récords de asistencia y venta de platos. No podía faltar en la inauguración de la feria gastronómica que precisamente es uno de los temas bandera que vende mejor al Perú, la oronda y altiva presencia del presidente Alan García quien se fabricó un tiempo para dar una vuelta al ruedo y, cual Demonio de Tasmania con banda, devorar cuanto potaje le era ofrecido por los emocionados expositores procurando llevar el buche lleno para evitar las molestosas preguntas de la prensa relacionadas a su bisoño cuasi exministro de Vivienda y su escandalosa relación con la empresa chuponeadora que ha puesto en jaque a su insípido e inerte gobierno.

Gastón Acurio ha sabido construir y consolidar en los últimos años un liderazgo nacional sin precedentes en torno a un tema que desde su simpleza ha podido servir como punto de encuentro, unión e identidad nacional. La cocina peruana, exigente en sus sabores, procesos e ingredientes está ganando un lugar privilegiado en el mundo y su perspectiva de proyección internacional es inmensa. Acurio, líder natural e innegable del proceso, es acompañado en esta aventura por una serie de chefs de escuela y de algunos otros cocineros cuyo recorrido y experiencia los han convertido en pioneros y artífices de la gastronomía de calidad en el mercado local.

No obstante, Acurio y su grupo de chefs pueden incurrir en prácticas elitistas que ante los ojos del pueblo pueden resultar chocantes con la realidad económica de un país con una población mayoritariamente pobre o extremadamente pobre. Gastón pierde objetividad al afirmar con emoción que la feria gastronómica “es un espacio común entre los peruanos en donde no hay diferencias sociales”, cuando se cobra 20 soles por persona por el sólo derecho de ingresar al recinto. Es obvio que este evento termina siendo elitista y clasista al estar fuera del alcance del bolsillo del ciudadano común y corriente y por supuesto de su familia.

Otro tema sensible es el riesgo que corren Acurio y sus amigos de sentirse una suerte de cofradía. No comparto ni entiendo la tendencia que tiene Gastón de “elegir” a los “mejores”. Cómo se puede determinar cuál es la mejor anticuchera, tamalera, panadera o el mejor sánguche, lomo saltado o cebiche. A ese grupo de chefs agringados, de buenos apellidos y excelente loock, se suman los “amigos bendecidos” que bien pueden ser las señoras anticucheras de esquina de Lince y Miraflores, como los sangucheros orientales del centro de Lima o un típico lugar de comida criolla en Miraflores. Uno que también tiene paladar y recorrido gastronómico de muchos años atrás puede decir con absoluta autoridad que no todos los lugares recomendados por Acurio son los mejores o resultan imperdibles. De igual manera, conozco al igual que miles de personas más, un sin fin de locales y cocineros que no han tenido la suerte de contar con el aval de Gastón y que son excelentes así no hayan tenido el honor de ser expositores en la gran feria.

Nadie puede discutir la autoridad de Acurio para santificar un local o un determinado plato. Tan sólo le basta probar un bocado y expresar ese sentido “Hummmmmmmmm” que es una suerte de bendición para el dueño del local (me consta el crecimiento de un pequeño restaurante que suelo frecuentar desde hace más de 25 años, que a partir de 2 ó 3 apariciones en la Aventura Culinaria de Gastón, creció de tal forma que modificó por completo su concepto de negocio; bien por el dueño que por cierto es mi amigo pero fatal para los viejos habitues del local que ahora tenemos que hacer cola para esperar una mesa libre). Pero me pregunto en dónde quedan aquellos locales que son excluidos de la "bendición gastonesca". De hecho en inferioridad de condiciones en relación a los miembros del "club gastronómico". Por ejemplo cómo puede excluir la aventura culinaria de la butifarra a la que ofrece hace más de tres décadas la Panadería San Antonio, que no sé si sea la mejor, pero que es de excelente calidad. Es que según el paladar de Acurio no califica o no conviene promocionar a un local que compite físicamente con el "Tanta" de su propiedad.


No sería mala idea que el Mistura se de en diferentes zonas de Lima con los restaurantes más representativos de los distritos de la ciudad: Norte, Sur, Este y Centro de Lima pueden tener su propia feria con entradas más accesibles. Es sólo cuestión de hacer un mapeo y zonificación. Así Gastón tendría que darse tiempo para visitar nuevas propuestas e incluirlas en el gran circuito culinario de Lima.


La riqueza de la comida peruana no sólo está en la calle, en los sofisticados restaurantes gourmets o en los locales más populares o motejados de “mejores”. Ese gusto por comer rico y bien está en cada casa por más humilde y estrecha que sea la economía. Precisamente ahí reside el sentido de identidad del pueblo con el boom gastronómico. El programa de Gastón es atractivo como una guía culinaria pero también como un surtidor de tips e ideas que las amas de casa captan para mejorar sus aderezos, preparaciones y presentaciones en casa.

Por ello, me agrada ver la propuesta de Mauricio Fernandini en su programa dominical “ De a 20 lucas”, no sólo por el reto y creatividad a la que se obliga el invitado para crear una cena completa para 4 personas, sino por el lado humano que muestra en los mercados y en los que el cudadano común y corriente es el principal protagonista.

20 lucas para que coman cuatro personas es diferente a 20 lucas para que tan sólo ingrese una persona a la feria.

lunes, 31 de agosto de 2009

40 años de la clasificación al Mundial de México 1970-2

Una segunda joya de vídeo que muestra las primeras imágenes a color que hayamos podido observar de aquel partido del 31 de agosto de 1969 contra Argentina.

video

40 años de la clasificación al Mundial de México 1970-1

Aunque a muchos les parezca una cantinela aburrida e innecesaria en el Perú se han recordado los 40 años de aquella histórica clasificación eliminando por única vez en su historia al seleccionado argentino.


El vídeo es una joya de reciente difusión que muestra reportajes de la televisión argentina en la previa al partido desde el lado peruano.


Para los hinchas de esos tiempos, resulta imperdible.


video

jueves, 6 de agosto de 2009

Dibujos animados en la televisión peruana 60s-70s (Parte 2)

video

Ahí viene Cascarrabias, Mr. Magoo, Los 3 Espaciales, El Club de la Diversión, El Hombre Araña y Fastasmagórico.

Dibujos animados en la televisión peruana 60s-70s (Parte 1)

Hace 40 años los niños de aquel entonces disfrutábamos extasiados las imágenes de este video, tal cual se observan, en el único televisor de la casa, en blanco y negro, sin control remoto y con 5 canales.

El Hombre de Acero, El Príncipe Planeta, El As del Espacio y Astro Boy

Fuente: Archivo Tv Piura.

video

martes, 4 de agosto de 2009

Vinko el Rey del Café Concert

video

Video de una presentación de Vinko imitando a Libertad Lamarque en el programa de Jaime Bayly (Jorge Benavides).

Vinko Barich (La Plata 1945), hijo de inmigrantes yugoslavos, alternó sus estudios de Arquitectura con el canto y la música. En 1973 llegó al Perú conformando un coro de artistas aficionados argentinos y trabajó en la puesta en escena de "El violinista en el tejado" del Grupo Hebraica. Desde un principio se enamoró de Lima e hizo grandes migas con un grupo de criollos de alta estirpe entre los que se encontraba la mismísima Chabuca Granda.

Su excelente voz fue extendiendo su permanencia en Lima hasta que un día en una guitarreada de las muchas que asistía, interpretó varios temas de Serrat y soltó un monólogo de humor que sorprendió a los presentes. Rosa y Jorge Wunder, dueños de "Las Máscaras", un Café Concert ubicado en el Pasaje Los Pinos en Miraflores, le dieron la oportunidad de estrenar un show que se llamó "Que sepa abrir la puerta". El espectáculo barrió récords de asistencia llegando a las 200 funciones continuas, algo inédito en el incipiente café teatro limeño. De esa manera Vinko fue bautizado como el Rey del Café Concert y su humor fino, elegante, inteligente y culto cautivó a un público poco acostumbrado a este tipo de propuesta. Alternaba las canciones de protesta de Serrat y Nacha Guevara con algunos temas de doble sentido ("La tía Enriqueta", "El culo me pesa") y la interpretación de un personaje que él mismo creó que se llamaba "Mechita Max Onix de los Restos de la Roca y Piedraza", que no era más que una huachafa con dinero y entrada en años que viajaba por el mundo sin entender nada y confundiéndolo todo. En tiempos de toque de queda decretado en los estertores del gobierno de Velasco, Vinko le decía a los asistentes a su show que miraban preocupados su reloj que en vez de toque de queda debería haber "toque de culo" para que todos se queden sentados. Su imitación de Chabuca Granda era celebrada y corregida por ella misma.

Después de Las Máscaras llevó su espectáculo a La Gata Caliente, Polichinela, Satchmo y muchos otros locales en Miraflores, así como en La Gran Revista que se presentaba en el Teatro Arequipa que regentaba Pepe Vilar. Trabajó en televisión con Tulio Loza y animó un programa de concursos en un magazin matinal de Canal 4. La proliferación de espectáculos de muy baja calidad en los muchos locales de Café Teatro que se fueron abriendo en la ciudad le quitaron espacio y ganas. No se hallaba entre la mediocridad, la vulgaridad y el humor barato. Poco a poco el teatro y la televisión lo fueron perdiendo.

El 13 de enero de 1996, estando en Suiza donde se encontraba recuperándose de una operación en la cadera, un terrible cáncer a los huesos terminó con su vida a sus tempranos 51 años.

Pelador de plátanos japonés

Un poco de humor nunca viene mal

video